Roa no es un pueblo muy lejano de Galicia, ni Castilla-León una Comunidad Autónoma ajena a los gallegos. De allí, de las tierras de la Ribera del Duero he llegado a Ourense -pues mi esposa Paula es de esta Galicia del buen comer y beber- con el también buen comer que ofrece nuestro cordero churro o el buen beber de nuestras hermosas vides.

Mi principal seña de identidad nace allí, en Roa, donde mi añorado padre Luis Alonso San José “El Chuleta” sentó cátedra de la buena mesa con su restaurante familiar, quedando en la memoria de diferentes generaciones su buen hacer y esmero en la cocina y en el trato, habiendo puesto a Roa en el mapa de los lugares de la buena mesa. Y con la experiencia adquirida en el arte del asar, y también en el de cocinar, hemos acercado al interior de Galicia la buena cocina castellana al tiempo que la conjugamos con la buena cocina gallega, algo que nos enorgullece sobre todo por el éxito obtenido en estos cuatro años con nuestro horno de leña y nuestros fogones en “El Asador de Roa” en Ourense.

Nuestras estrellas son el lechazo churro de Roa y el cochinillo segoviano asados con leña de encina y sarmiento, y son el primer consejo que sale de nuestra carta para los que nos visiten por vez primera, pero la verdad es que toda ella encierra platos que cautivarán su paladar y fascinarán su olfato. Entrantes, Pescados, Platos de Cuchara... son la clara muestra de una cocina que es elaborada con todo el cariño, esmero y con productos de la máxima calidad para que nuestros comensales salgan satisfechos de nuestro comedor, algo para lo que también ayuda nuestra amplia y completa bodega con vinos que maridan perfectamente con todos nuestros platos.

Nuestra mayor satisfacción es que quién entra en “El Asador de Roa” como cliente, sale siempre como amigo.